CÓMO REFRESCAR TU CASA DE MANERA NATURAL…SIN NECESIDAD DE MUDARTE A UNA CUEVA ESTE VERANO

CÓMO REFRESCAR TU CASA DE MANERA NATURAL…SIN NECESIDAD DE MUDARTE A UNA CUEVA ESTE VERANO

sauk rapids free gay dating Antioch Hola a todos!

Turlock betway google play Hace unas semanas creé un Foro para discutir con mis alumnos del curso “Mantenedor de Climatización” sobre la cantidad de hogares climatizados que existen en los países más desarrollados, frente a los que existen en los menos desarrollados, y con temperaturas más extremas, es decir, los que más lo necesitarían. Este tema parece que ha suscitado bastante interés y participación entre mis alumnos. Todos coinciden además, en que no tiene un aire acondicionado el que más lo necesita, sino el que se lo puede permitir. Es decir, el confort está asociado directamente al nivel económico de un hogar, de un país, etc.

https://doibanglaixequocte.net/22-cat/dating.html Además ha hecho reflexionar sobre las posibilidades que nos ofrece la naturaleza para climatizar una vivienda, y de las que ya nos hemos olvidado, por comodidad, por consumismo, por dejadez, por la falta de tiempo para pensar…

http://toastmasterjass.com/19-cat/casino_27.html Pues bien, mantener una casa fresca es posible si aplicamos un poco de sentido común, el mismo que han aplicado nuestros antepasados antes de que existiera el aire acondicionado.

http://deangeloduds.com/16-cat/dating_17.html He recopilado en este Post algunos consejos básicos de la sabiduría popular para refrescar una casa. Contadme cuál de ellos ya conocíais, si practicáis alguno normalmente, y cuál os ha sorprendido más (a mí el de las cortinas):

10 ideas para refrescar tu casa de manera natural

forrader buy oral ivermectin for humans Refrescar una vivienda

  1. Bajar las persianas y cerrar las puertas. Lo primero que tienes que hacer es fijarte en las horas del día en que tu casa recibe la luz (y el calor) directo del sol. En casas con orientación este, el sol llegará por la mañana. Por el contrario, en casas con orientación oeste esto será a partir de mediodía. Es fundamental en ambos casos echar el toldo -si lo tenemos-, bajar las persianas y/o echar las cortinas y cerrar las ventanas.  Vuelve a abrirlas cuando el sol haya caído y haya dado paso a la noche. Es entonces cuando podemos jugar con las corrientes.
  2. Cerrar las puertas de las habitaciones. Lo mejor es tener las puertas de las habitaciones cerradas durante el día. Así el aire caliente no circulará por toda la casa.
  3. Utilizar las corrientes de aire. Intenta que el viento fresco circule. Cuando cae el sol, el ambiente se refresca. Aprovecha esos momentos para abrir las ventanas y, si es posible, establecer corrientes de aire que contribuirán a rebajar la temperatura. Si refrescas la casa durante la noche, el ambiente al día siguiente será mucho más agradable. Si alguna ventana de tu casa da a un patio interior, ábrela por la noche ya que la temperatura en los patios interiores suele ser más baja que en otras zonas del edificio.
  4. Evitar las fuentes de calor. Tener puestas demasiadas luces o utilizar el horno, la televisión u otras máquinas que emanen calor hará que la temperatura crezca. Exceptuando aquellos que es imprescindible que estén siempre enchufados, como la nevera, lo mejor es evitar en lo posible el uso de electrodomésticos durante el día. Son fuentes de calor e inevitablemente calientan el ambiente. Plancha, aspirador, horno e incluso la tele es mejor no ponerlas en funcionamiento durante las horas centrales del día.
  5. Encender la campana extractora de aire. Además de echar los malos olores, expulsas el calor que se acumula de las placas de gas o eléctricas al cocinar, por lo que es una buena forma de eliminar los focos de calor de la casa.
  6. Utilizar ventiladores. Para refrescar una habitación pueden ser muy útil. Además, puedes refrescar el ambiente poniendo delante de los ventiladores un recipiente metálico lleno de hielo y sal gruesa. El aire que pase alrededor del recipiente se enfriará de inmediato. Además, con más de un ventilador puedes hacer una corriente de aire que expulse de la casa el aire caliente.
  7. Regar las plantas por la noche. Si tienes una terraza con plantas, riégalas por la noche. La humedad de la tierra contribuirá a refrescar el aire que entre en la casa, ya que ayuda a refrescar la atmósfera cargada de calor que se encuentra en la fachada exterior. Otro truco también es dejar un barreño de agua en el exterior y rellenarlo a medida que se vaya evaporando.
  8. Mojar las cortinas. Un truco de nuestras abuelas. Si en tu casa hay corriente de aire con las ventanas abiertas, moja las cortinas de la ventana por la que entra el aire. Así se refrescará y ayudará a rebajar la temperatura.
  9. Utilizar el agua, también para tí. En verano y con temperaturas elevadas es fundamental beber agua regularmente. Remojarse con agua fría también ayuda. Si te mojas las muñecas durante unos minutos con agua fría, rebajarás la temperatura de tu cuerpo durante una hora. Y si remojas los pies en un cubo de agua fría, también, ya que el cuerpo pierde calor por los pies y si los refrescas, lo harán a un ritmo mayor. También ayudará una ducha de agua templada tirando a fresca.
  10. Utilizar sábanas de algodón o seda para dormir. Suelen acumular menos calor. Si pueden ser de colores claros mejor. Un truco útil por si no consigues dormir debido al calor que sientes en la cama, es ponerlas a refrescar durante el día en la habitación o sótano que más refresque en la casa y colocarlas en la cama justo cuando te vayas a dormir.

No Comments

Post A Comment